Saco de punto para bebé

30 de noviembre de 2017

Con hilos, lanas y botones: Saco de punto para bebé
Cuando llega el primer hijo lo necesitas todo, ya sea prestado, regalado o comprado. Un bebé necesita muchas cosas (si somos realistas no tantas, pero bueno), cuna, bañera, productos de aseo, toallas, baberos, ropita, algún muñeco, ... Cuando llega el hermanito la cosa cambia, hay muchas cosas que ya tienes y es algo más difícil contestar la típica pregunta de ¿qué necesitas para el bebé? y al que pregunta se le complica la tarea de buscar regalo, claro.

Eso me pasó a mí. Hace poco nació la hermanita de Pablo. ¿Os acordáis de su regalo de bienvenida? Los papis ya tenían el kit completo así que tocó estrujarse un poco el cerebro para dar con el regalo. Ropita no que la de los primeros meses queda nueva y puede usar la del hermanito, muñecos mejor no por lo mismo, que luego te juntas con un montón y no hay sonde guardar todo eso, ... y así con todo.
Una mantia, le dije. Pero tenía varias ya y de diferentes tamaños. Ya no se me ocurría nada y hasta pensé en mandarle varios paquetes de pañales que siempre vienen bien y no podía dejar a esa preciosidad de niña sin su regalito de bienvenida. Pero entonces la mami dijo las palabras mágicas, no tenían saco para el capazo porque se lo habían prestado la primera vez. Pues ya está, ya tengo regalo, no busquéis saco que de eso me encargo yo.
Busqué fotos por la red para ver diferentes modelos, sus medidas y los patrones disponibles. La mami me dio total libertad para escoger el modelo, sólo me pidió que fuese gris y cumplí. Ahora hay una bebita que ya pasea calentita en su saquito de punto.
El modelo es un híbrido de varios que fui viendo en internet y en alguna revista de patrones de bebé. Como ya es habitual en mí, para reducir el número de costuras va tejido de una pieza, delantero y trasero a la vez. Se montan todos los puntos en la aguja y se pone una marca en la mitad para poder distinguir fácilmente dónde termina el delantero y empieza la espalda. En el delantero lleva un dibujo de ochos o trenzas y el resto va tejido a punto arroz. Al llegar a la altura donde empieza la capucha se cierran los puntos del delantero y se sigue tejiendo sólo la espalda. Luego se tejen las tiras de botonadura en elástico 2/2 remonatando los puntos de los laterales y listo, ya tenemos saco.
Con hilos, lanas y botones: Saco de punto para bebé
Tejí el saco con Relax by LolaHilos, que seguro que a estas alturas a poco que me hayáis leído ya os suena de otras labores como el chaleco de punto con peluchito, la chaqueta rosa que le hice el invierno pasado a mi niña, los calentadores de ballet o la chaqueta azul cruzada que le hice a mi sobrino. Como ya os comenté en otras ocasiones es una lana super amorosa que no pica nada y queda muy esponjosa al tejer. Su composición es 70% lana y 30% acrílico. En la etiqueta pone que es para aguja de 5 mm o 5,5 mm, aunque yo utilizo aguja de 4,5 mm porque con las circulares tejo bastante flojo y siempre tengo que coger menos aguja.
El interior del saco va forrado con una viyela de Base Básica Fabrics que le va como anillo al dedo. Para forrar corté las piezas de la misma medida que el saco más márgenes de costura, cosí a máquina todas las costuras necesarias para formar el saco de tela y luego lo uní al saco de punto cosiendo a mano con puntada escondida. Le puse una puntilla finita en gris en el embozo del saco, sin nada quedaba un poco soso, pero no lo quería muy cargado y esta puntillita le iba perfecta. Y para rematar la faena cosí unos botones de madera, que son mi debilidad, me encantan en todas sus variantes y quedan de maravilla en las cositas de bebé.
Las fotos no quedaron muy allá, yo sigo practicando para hacer fotos decentes, pero las fotos de interior me cuestan un montón. Como podéis ver en unas fotos el saco parece gris (que es su color) y en otras sale más azulado. Cosas de la luz.
Esta vez tengo bebé de pega para que veáis lo bien que queda el saco con rellenito.
Con hilos, lanas y botones: Saco de punto para bebé
Hablando de rellenito. En el embozo del saco no puse nada, es la tela directamente. Una vez terminado el saco me di cuenta de que no queda del todo bien así, seguro que quedaría mejor con una guata fina en el interior. Me lo apunto para el próximo. Además, el embozo lo hice del mismo ancho que la pieza delantera y se arruga un montón, seguro que un pelín más estrecho (dos dedos a cada lado, aproximadamente) luciría mucho más.
Con hilos, lanas y botones: Saco de punto para bebé
Con hilos, lanas y botones: Saco de punto para bebé
Con hilos, lanas y botones: Saco de punto para bebé
Por si os gustan los sacos de punto y os queréis animar a tejer uno os dejo un esquema con las medidas del saco que tejí yo y unos cuantos enlaces que os pueden resultar de utilidad.
Con hilos, lanas y botones: Saco de punto para bebé
Al lado de cada enlace os pongo el idioma en el que viene el patrón, están todos en castellano excepto el último, que es en italiano. Aun así no dejéis de echarle un vistazo porque es muy bonito y con un poco de ayuda del traductor de Google seguro que lo sacáis.






¿Compartes?



Muchas gracias por dedicarme un ratito de tu valioso tiempo, me encanta que me visites y, ya sabes, si te apetece puedes dejarme un comentario y sabré que has pasado por aquí.

Espero que te haya gustado y vuelvas pronto.

16 comentarios :

  1. Que bonito. Mi hija nació al final del verano y prácticamente vivió los meses del invierno siguiente en un saco de estos...Es un regalo súper útil para cualquier bebé, gracias por compartirlo en la Really Crafty Link Party esta semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bien que te guste, Teresa. Un saquito de estos siempre viene bien.

      Bicos

      Eliminar
  2. Leti, que pasada de saquito!! Menuda currada, madre mía!! Te ha quedado precioso, me encantan los ochos en las prendas de lana. Me gustaría mucho tejer uno, pero con lo lenta que soy yo con las agujas, cuando lo terminara el bebe ya no cabría dentro, jajaja... Es cierto lo que dices, igual con una guata finita en medio le daría mas cuerpo y no se notarían las arruguitas. Aún así me parece una pasada y que es todo un señor regalazo. Muy muy muy chulo. Enhorabuena.
    Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo bueno de los sacos es que puedes coger una lana más gordita de la que usarías habitualmente para un bebé y así avanzas más y no te desesperas. La lana que usé yo es para aguja de 5 mm, entre tejer con esta aguja y con la de 3 mm que debiste usar para las chaquetas de las niñas hay mucha diferencia, los avances se notan y eso siempre anima a seguir tejiendo.

      Me alegro de que te haya gustado y si te animas a tejer uno puedes consultar los tutoriales que dejé enlazados o preguntarme y te echo una manita.

      Bicos

      Eliminar
  3. Qué preciosidad! un regalo ideal que seguró que guardará como un tesoro.
    Eres una artista.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias, María. Me alegro mucho de que te haya gustado.

      Bicos

      Eliminar
  4. Perfect! Sooo beautiful! Besos, amiga.

    ResponderEliminar
  5. Muy bonito. El gris con la madera queda genial!!

    ResponderEliminar
  6. Es precioso Leti, un regalo perfecto, y como bien dices, lo difícil que resulta encontrar algo que no tengan ya para el segundo bebé!
    Pero mira! tu siempre encuentras una solución y de las muuuy bonitas además.
    Tejer bonito y coser de maravilla...que suerte y que manos!!!
    Un beso grandote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias por tus palabras, Ani. Me emocionan tus comentarios. Me alegro un montón de que te guste el saco.

      Bicos

      Eliminar
  7. Ayyy qué bonito está y qué calentito se ve.
    Si es que haces cosas super monas,Leti
    A ver si tengo tiempo y me animo a investigar el punto,me encantaria!
    Muchos besos y feliz semana :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias, Yoli, me hace mucha ilusión que te haya gustado el saco. Cuando te pongas con esa investigación si necesitas ayuda con algo ya sabes donde estoy.

      Bicos

      Eliminar
  8. Es precioso y menudo trabajazo con las dos agujas. Yo tengo una bufanda empezada y ahí está muerta medio de aburrimiento medio de frío. Es que se te da bien todo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias, Judith. Todo todo, no. Pero la calceta me gusta mucho y cuando algo te gusta le pones más ganas. Me alegro de que te guste. Si no te gusta deja la bufanda y comora una que la vida son dos días, hay que hacer las cosas que a uno le gustan y no amargarse.

      Bicos

      Eliminar