Kokeshi unimoñi

29 de junio de 2017

Con hilos, lanas y botones: Kokeshi amigurumi
¡Qué ganas tenía de hacer esta versión de Kokeshi con un sólo moño! Desde que le vi su Kokeshi Orenji a Pequicosas tuve claro que quería probar. ¿Os acordáis de las tres gracias niponas? Ésas fueron mis primeras japonesitas. Después vinieron las Kokeshi silencia portazos, luego otras dos que aun no os enseñé por aquí (sí, parece que hago los muñecos a pares) y la última es ésta, la Kokeshi unimoñi.

Esta Kokeshi fue un regalo para la profe de mi niña. Le dio clase los dos últimos cursos y todos estamos encantados con ella, con su forma de dar clase, de animar a los niños, de estimular su mente, ... Es de esas profes de antes que te hacían trabajar duramente en clase, de las que te exigen tener buena letra, de las que te revisan la ortografía hasta la saciedad y te insisten en la importancia de saber leer, escribir, mates, ... De las que además de todo eso le da importancia a la vena artística, anima a los niños a que dibujen, a que redacten historias, a que den su opinión, a que se desarrollen como personas ricas por dentro, con ideas propias, con mente crítica, ... Y ahora se jubila. Después de una vida dedicada a formar a pequeñas personitas le ha llegado el momento de disfrutar y descansar.
Este último curso no fue fácil, no se dedicó a vivir de rentas ni a dejar pasar el tiempo. Este último curso aceptó un reto muy importante. Este último curso tuvo en su clase a una niña que tristemente perdió la visión hace un año, pero que tenía muchas ganas de seguir aprendiendo y luchando al lado de sus compañeros. Tuvo que adaptar sus métodos para llegar también a ella. Tuvo que cambiar su programa y su plan de curso para incorporar nuevas actividades que unieran a todos los niños. Con la ayuda de una cuidadora de la ONCE consiguió que el curso fuera valioso y productivo para todos.
Algunos pensaréis es su trabajo y tenéis razón, yo también lo pienso, es su trabajo y es lo que tiene que hacer, pero al final hay muchas formas de afrontar las sorpresas de la vida y hay muchas formas de hacer las cosas y Luisa lo ha hecho de maravilla y desde mi humilde opinión se merece un agradecimiento.
No es mucho, lo sé, pero el último día de clase los niños le entregaron una tarjeta firmada por todos ellos y esta muñequita. Seguro que todos ellos se acordarán durante mucho años de la profe Luisa y espero de corazón que ella también guarde un buen recuerdo de los niños que la acompañaron en su último curso.
Esta Kokeshi, al igual que todas las anteriores que he hecho, está tejida con "Eco Luna" de "Valeria di Roma" y aguja de 3 mm. Mide aproximadamente 13 cm sin contar el moño. El patrón es gratuito y lo podéis encontrar en el blog "La calle de la abuela". Ahí Sonia explica que cabeza y kimono se tejen en una única pieza empezando por arriba, pero ya sabéis que yo las tejo la revés, empiezo por abajo y termino por la cabeza. Sigo el patrón de Sonia a la inversa. ¿Por qué lo hago así? Pues porque quedan mucho mejor y más uniformes los puntos de los aumentos que las disminuciones y de esta forma las disminuciones de la cabeza quedan tapadas por el pelo.
Hasta ahora no le había puesto boca a mis Kokeshi y esta vez me he animado. ¿Qué os parece? ¿Le queda bien?
Con hilos, lanas y botones: Kokeshi amigurumi
¿Os suena los colores? Esta vez no son mis verdes favoritos de la carta de Eco Luna sino el coral y granate que ya usé para la muñeca Michal. Esta combinación también me gusta, creo que la voy a usar más veces.
Os dejo unas fotitos para que podáis ver a la Kokechi unimoñi desde todos los ángulos, con sus labios rojos, su obi, ....
Con hilos, lanas y botones: Kokeshi amigurumi
Con hilos, lanas y botones: Kokeshi amigurumi
Con hilos, lanas y botones: Kokeshi amigurumi
Con hilos, lanas y botones: Kokeshi amigurumi
Con hilos, lanas y botones: Kokeshi amigurumi






¿Compartes?



Muchas gracias por dedicarme un ratito de tu valioso tiempo, me encanta que me visites y, ya sabes, si te apetece puedes dejarme un comentario y sabré que has pasado por aquí.

Espero que te haya gustado y vuelvas pronto.

20 comentarios :

  1. La kokeshi me parece monisima, y respecto a vuestra profesora un 10 por la labor. Mi hijo pasa este año al instituto, y en el colegio tuvo, seis profesoras distintas, bueno pues de ellas tan sólo un profesor tenía dedicación a su trabajo, los demás estaban allí, por lo que la gran mayoría, como no les llega la nota de selectividad para otra cosa se dedican a la docencia y no se dan cuenta de que para ser profesor hay que tener una gran vocación, porque luego sino se nota. Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, un 10 o un 11. Me alegro de que mi hija haya tenido la suerte de cruzarse con ella. La de infantil también era maravillosa. A ver si en el instituto tiene más suerte tu hijo.

      Bicos

      Eliminar
  2. Precioso regalo. Seguro que a la profe le ha encantado. EDs una suerta haber contado con una profesional como ella. Muchos no se llegan a implicar tanto y se limitan a cubrir el expediente.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias María. Yo no estaba allí cuando le dieron el regalo pero seguro que le gustó mucho.
      Siempre digo que mi hija y toda su clase han tenido mucha suerte al dar con esa profe.
      Bicos

      Eliminar
  3. Me gusta mucho, el regalo y esta profe, es una pena que se jubile, porque no hay muchas profes así.
    Seguro que es un bonito recuerdo y se acordará de esos niños y de esas experiencias cuando vea la kokeshi. La boca que le has puesto le queda genial, con esa sonrisa.
    Muchos bikiños

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Yolanda. Espero que recuerde siempre a los niños de su último curso. Seguro que al ver la muñeca los recuerda.
      La boca quedó muy chula.

      Bicos

      Eliminar
  4. Es un encanto, como las otras anteriores! Gracias por participar en la Really Crafty Link Party esta semana!

    ResponderEliminar
  5. Ojalá hubiera tenido yo una Luisa en mi vida estudiantil...un aplauso para ella, ahora le toca disfrutar de su merecidísimo descanso.
    Y además, se lleva un amigurumi de recuerdo, que seguro que guardará con mucho cariño y le recordará ese último y especial año escolar.
    Te ha quedado una Kokeshi fantástica, y lo del unimoñi me encanta!!!
    Muaks!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tuve la suerte de tener buenos profesores. Alguno salió rana, claro, pero también disfruté de aprender con buenos profesionales que se preocupaban y nos motivaban. Guardo muy buenos recuerdos de algunos y espero que Luisa guarde Buenos recuerdos de todos sus años como docente y en particular de estos dos últimos cursos.
      Lo del unimoñi me salió de casualidad y ya le quedó, jajaja.

      Muchas gracias pro tus palabras Ana.

      Bicos

      Eliminar
  6. Lo que me he reído con el nombre. Suena japonés y todo. Y que bonito has contado todo. Tu kokeshi genial, como siempre. Y la boquita le queda preciosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Judith, no había caído en ese detalle, dicho en voz alta si que tiene un aire japonés, jajajajaja. Me alegro mucho de que te haya gistado.

      Bicos

      Eliminar
  7. Jajajaja unimoñi? Genial! Seguro que el regalito le ha encantado!
    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. PArece que ha calado hondo el nombre, jajajaja, se me pasó por la cabeza de golpe ya ya quedó bautizada la muñeca. Espero que sí el haya gustado, yo no pude ir, se lo dieron los niños, y ellos dicen que sí le gustó.

      Bicos

      Eliminar
  8. Qué bien que mi kokeshi sirviera para que te animaras a hacer a Unimoñi…
    Ha calado el nombre… jejeje
    Me gusta mucho… los colores son muy bonitos… (aunque a mis las tres gracias en verde… me requetechiflan)
    Qué bonito tener una profesora asi...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Menudo triunfo el nombre, jajajajaja. Ya te había dicho que me gustaba mucho tu versión con un solo moño, pero aun no había tenido ocasión de hacerla. Entre las kokeshi de la puerta y ésta hice otras dos, pero me las pidieron con dos moños.
      Los colores son chulos y la combinación queda bien, pero donde estén mis verdes....
      Me alegro de que te haya gustado.

      Bicos

      Eliminar
  9. Mola un montón el nombre, jajajaja.... Si es verdad que ha calado! Te ha quedado una kokeshi preciosa, esta combinación de colores también es muy chula. ¡Que suerte haber disfrutado de una profe así! Deberían haber más profesionales de vocación como ella.
    Besitos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, Sonia, la bauticé de casualidad con ese nombre pero parece que ha sido todo un triunfo. Esta muñeca tiene un montón de novedades, elección de colroes diferente, un solo nombre, boca, y un nombre que está causando sensación, jajajajaja.
      Es una pena que se jubile la profe, hacen falta más profesionales como ella. Aun es muy pequeña, pero espero que algún día mi hija sepa apreciar la suerte que ha tenido.

      Bicos

      Eliminar
  10. Por lo que explicas, Luisa ha sido una gran profesora. Seguro que echará de menos a todos sus niños. La kokeshi te ha quedado preciosa! Será un gran recuerdo para ella. Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, Silvia, una profesora de sobresaliente. Me alegro mucho de que te haya gustado la muñeca.

      Bicos

      Eliminar